Mantente Positivo

0
95

Pues quienes titubean son inconstantes en todo lo que hacen. —Santiago 1:8 (RVC)

Si llevamos nuestras preocupaciones al Señor en oración y luego continuamos preocupándonos por ellas, en realidad estamos contradiciendo nuestra fe. La oración es una fuerza positiva y la preocupación es una fuerza negativa. Si las sumamos, obtenemos cero. No sé ustedes, pero no quiero tener energía cero, así que, con la ayuda de Dios, elijo no mezclar oración y preocupación.

Aunque queremos vivir una vida eficaz y poderosa, muchas personas operan con energía cero porque siempre están mezclando lo positivo y lo negativo. Tienen una confesión positiva por un tiempo, luego una confesión negativa por un tiempo. Oran por un momento, luego se preocupan por un momento. Confían por un momento, luego dudan por un momento. Como resultado, simplemente van y vienen, sin progresar nunca.

No magnifiquemos lo malo, ¡magnifiquemos lo bueno! Elevemos las cosas buenas que Dios está haciendo, hablando de ellas, siendo positivos en nuestros pensamientos, en nuestras actitudes, en nuestra perspectiva, en nuestras palabras y en nuestras acciones.

¿Por qué no tomar la decisión de mantener una actitud positiva confiando en Dios y negándote a preocuparte?

Practica ser positivo en cada situación que surja. Incluso si lo que está sucediendo en este momento no es tan bueno, espera que Dios saque el bien de ello.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here