Despierte con Esperanza

0
63

Muchas veces, la forma en que empieza el día, determina qué clase de día va a tener.

Cuando despierta en la mañana, es fácil quedarse en la cama teniendo pensamientos negativos. No tengo ganas de ir a trabajar. No quiero lidiar con estos niños. No hice ejercicio ayer. No nos damos cuenta, pero eso es marca el tono para un día terrible. Al igual que un imán, usted atrae aquello en lo que piensa continuamente.

Es tan importante que, al inicio del día, fije su mente en la dirección correcta. Si no determina el tono para el día, los pensamientos negativos lo harán por usted.

Cuando empieza el día con agradecimiento, pensando en la bondad de Dios, esperando su favor, usted está marcando el tono para un día bendecido, productivo.

Cuando se levanta con esperanza, no solamente tendrá una mejor actitud, sino que verá más de las bendiciones y el favor de Dios.

Si usted busca primero a Dios en todo lo que hace, Él promete que va a coronar sus esfuerzos con el triunfo.

Ya que le busca con diligencia, la recompensa está por llegar. El ascenso se acerca. Viene un cambio. La sanidad está por llegar. La restauración está por llegar. Podría parecer como si tardara mucho tiempo; podría sentir como si ha estado esperando eternamente, pero no se rinda. La promesa se cumplirá con fe y paciencia.

Esperar no significa hacer nada; significa prepararse. Ahora es el tiempo para alistarse. Dios no quiere que lleve una vida promedio, común.

Como usted confía en Él, Él va a darle más. Usted va a dar mucho fruto. Él va a hacer que produzca más. Va a poder lograr más en menos tiempo.

Él va a hacer su vida más fácil y le llevará a donde no puede ir con sus propias fuerzas. Será más grande de lo que jamás ha soñado. Prepárese porque ya viene, cada promesa que ha esperado en fe, cada sueño que Él ha colocado en su corazón y por el que ha luchado pronto fructificará, ¡En el nombre de Jesús!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here