Dejar Ir las Cenizas

0
150

A todos los que se lamentan en Israel les dará una corona de belleza en lugar de cenizas, una gozosa bendición en lugar de luto, una festiva alabanza en lugar de desesperación. Ellos, en su justicia, serán como grandes robles que el Señor ha plantado para su propia gloria. —Isaías 61:3 (NTV)

Parte de cualquier proceso de restauración en nuestras vidas es que Dios nos da corona de belleza en lugar de cenizas. Pero para que eso suceda, debemos estar dispuestos a darle las cenizas.

Es posible que hayas sido herido en el pasado y hayas guardado las cenizas de ese dolor en algún lugar cercano. De vez en cuando, puede sacarlas y volver a llorar por ellas. Si es así, te entiendo porque hubo un momento en mi vida en el que hice lo mismo.

Pero quiero animarte a que hagas lo que yo hice y que sueltes estas cenizas, permitiendo que el viento del Espíritu Santo se las lleve a donde no puedan ser encontradas otra vez. Este es un nuevo día. No queda más tiempo para lamentar las cenizas del pasado. Tu futuro no tiene lugar para tu pasado.

Dios tiene el mismo buen plan que tenía para ti en el momento en que llegaste a este planeta. Él nunca ha cambiado de opinión y nunca lo hará. Desde el mismo momento en que el enemigo te lastimó, Dios ha tenido tu restauración en Su corazón. Ten en cuenta que tú eres valioso, único, amado y especial a Sus ojos. ¡Es hora de seguir adelante!

Permite que el Espíritu Santo sople las cenizas y reemplace esas cenizas con una corona de belleza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here